julio

T.S Eliot dijo una vez “abril es el mes más cruel” y hoy he venido a discrepar. Supongo que muchos estaréis como yo: asqueados por el plan Bolonia. No es que las recuperaciones en septiembre fueran lo mejor del mundo, pero las de julio a mí me quitan la vida (y tiempo para escribir). Sin contar que en mi universidad los exámenes los acabamos a una semana de la segunda convocatoria, a mí el agobio de tener tanto que estudiar me supera. Por eso venía a hablaros de lo gratificante que es escribir en momentos de estrés.

 

Hay veces que me siento culpable por escribir cuando debería estar haciendo otras cosas (por ejemplo, este mismo post, ahora debería estar estudiando para el siguiente examen, pero I regret nothing), pero también sé que mi mente explotaría si reprimo todo lo que quiero plasmar en la historia (además de que tengo una memoria horrible y todo se me puede olvidar en un santiamén si no lo apunto). Así que mi consejo para estas épocas tan horribles y estresantes es: escribe cuando el cuerpo te lo pida. No lo reprimas. Organiza el tiempo, si tu mente te pide escribir, escribe una horita, tu mente te lo agradecerá. No sabéis lo gratificante que es que tu cabeza sienta que está haciendo algo bien (y que le gusta).

A lo mejor esto tan solo es algo puntual y que me ocurre a mí, pero creo que es una forma de darle un respiro a la cabeza. Sí, lo sé, hay gente que me llamará loca porque sabe lo complicado que es escribir y que todo tenga sentido, pero yo creo que es cuestión de vomitar todo lo que tu cabeza quiere transmitir. No hace falta que sea bueno, ni que esté bien, tan solo dale a tu cabeza lo que te pide. Lo he comprobado, yo estudio mejor cuando me he dedicado un tiempo a escribir lo que fuera (como este post). Y es posible que esto sea totalmente inútil y os preguntéis qué de tonterías está diciendo esta chica, pero me apetecía contaros esto.

Escribid porque os apetece.

Escribid porque os hace feliz.

Escribid si es lo que queréis hacer.

Escribid.

3 thoughts on “Julio es el mes más cruel

  1. No sabía que ibas a darle uso al blog y Laura, si es para decir cosas tan importantes como esta, DILAS.
    Porque tienes razón, tanta razón… Hace unos días escribí un relato entero para calmar la ansiedad sólo porque sentía que necesitaba, como dices, vomitarlo todo. Si es tu forma de escapar, escapa. Te lo mereces, no dejes que los exámenes te quemen.
    Ánimo con todo, preciosa ❤

    Me gusta

  2. Creo lo mismo que tú. De hecho hablé de escribir en clase hace poco en mi blog. Escribir por escribir es necesario para nosotros, a veces pienso que he perdido eso al no tener tiempo para nada pero los minutos que puedo dedicar a teclear o a garabatear en una libreta valen la pena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s